¿Debo ir al kinesiólogo si me duele la espalda?

dolor de espalda

Si padeces de dolor de espalda recurrente o persistente, probablemente deberías visitar un kinesiólogo. Los kinesiólogos son especialistas en el movimiento humano y la rehabilitación, pueden evaluar la causa del dolor de espalda y desarrollar un plan de tratamiento personalizado para ayudarte a reducir y mejorar tu dolor.

En Clínica Volans, nuestros kinesiólogos pueden llevar a cabo una evaluación física para así identificar la fuente del dolor, y recomendar los ejercicios necesarios. Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento específicos, son algunos de los que te podrían ayudar a mejorar la movilidad y reducir la tensión en los músculos de la espalda.

Además, los fisioterapeutas pueden proporcionar técnicas de terapia manual para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de la columna vertebral, por lo que, si tienes dolor de espalda crónico o recurrente, puede ser una buena idea consultar a un kinesiólogo para obtener una evaluación y tratamiento personalizado.

Si el dolor de espalda es agudo o severo, debes buscar atención médica de inmediato, te recomendamos siempre acudir a nuestro centro kinésico, Clínica Volans.

Aquí te dejamos algunos pasos que puedes seguir para aliviar tu dolor:

  • Visita a un médico: Si el dolor de espalda persiste o es severo, es importante que visites a un médico, en Clinica Volans podrás encontrar la ayuda que necesites. Nuestros especialistas son capaces de diagnosticar la causa del dolor y recomendarte un tratamiento específico, como fisioterapia o medicamentos recetados.
  • Descansa: Es importante descansar. Evita actividades que empeoren el dolor y trata de no permanecer sentado o de pie por largos períodos de tiempo.
  • Medicamentos de venta libre: Los analgésicos de venta libre como el ibuprofeno o el paracetamol pueden ayudar a aliviar el dolor. Asegúrate de seguir las instrucciones de la etiqueta y no tomar más de la dosis recomendada.
  • Ejercicios de estiramiento: Realiza algunos ejercicios de estiramiento suaves y lentos para ayudar a relajar los músculos tensos. Un fisioterapeuta puede ayudarte a desarrollar un plan de ejercicios personalizado para tu dolor de espalda.
  • Hielo o calor: Dependiendo de la causa del dolor de espalda, aplicar hielo o calor en la zona afectada puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Aplica una compresa fría durante 15-20 minutos varias veces al día durante los primeros días después de que aparezca el dolor, y después aplica calor en forma de una almohadilla térmica o baño caliente.

Recuerda que es importante prevenir el dolor de espalda manteniendo una buena postura, haciendo ejercicio regularmente y evitando levantar objetos pesados de forma incorrecta.

Si tienes dolor de espalda y no buscas atención médica, será difícil determinar la causa del dolor. Si el dolor de espalda se mantiene o empeora con el tiempo, puede afectar tu calidad de vida, limitar tu capacidad para realizar actividades cotidianas y reducir tu movilidad.

En algunos casos, el dolor de espalda puede ser un síntoma de una significar algo más grave, como una hernia, una lesión o una infección. Si no se trata adecuadamente, estas afecciones pueden empeorar con el tiempo y causar complicaciones adicionales.

Además, al no tratar los dolores, puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas crónicos, como la osteoartritis o la espondilosis lumbar. Por lo que, es importante que sepas dónde buscar atención médica, y que mejor que con nosotros. Agenda aquí tu hora médica para un tratamiento kinesiológico completo, y así poder identificar la causa del dolor y desarrollar un plan de tratamiento efectivo.

Cualquier duda o consulta que necesites, escribes a nuestro Whatsapp.

Comparte este artículo
Acerca del autor
Marketing_Volans
Marketing_Volans